Select Menu

Slider

Entrevistas

Performance

Cute

My Place

Slider

Racing

Videos

» » » » » » Gracias don Ricky Lake! Por usted entendí que nunca voy a ser presidenta de la república
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua




Lecturas CiudadanasDe camino a comprar el pan, en la meditación mañanera que implica la contemplación del entorno, me cayó la teja: Nunca voy a ser presidenta de la república.
Hace un par de semanas que venía leyendo el libro “Ricardo Lagos. Mi Vida. De la infancia a la lucha contra la dictadura” y está re bueno. Mientras avanzaba me parecía similar al GOG de Papinni y digo esto porque es gracioso ver la naturalidad con la que cuenta que estuvo siempre presente en los momentos más importantes de nuestra historia. 


Es como si tuviésemos un libro en imágenes de la historia de Chile, él sería una cosa así como Wally. 


Me divierte pensar en que existen realmente los “protagonistas de la historia” así como existieron los “Protagonistas de la fama” que fue el primer reallity show de canal 13. Con esto no es que quiera comparar a don Ricardo con Álvaro Ballero, aunque al decir esto no puedo dejar de pensar en la frase “Yo amo a Ricardo Lagos”. Y es que es cierto. O sea, ya no lo amo, pero lo amé en su momento, cuando todos creíamos en la Concerta, en el “Chile, la alegría ya viene” y en su dedo maravilloso, que fue una promesa en la que, al menos yo, creí por mucho tiempo, así como una hija cree que el papá de verdad va a llevar por siempre consigo el portalápices de cono de papel higiénico que le hicimos como regalo para su día.

Leer este libro es como ver un paneo de los acontecimientos que cambiaron el rumbo de las cosas, a través de los ojos de un sujeto privilegiado. Eso también es raro, porque yo siempre pensé que don Ricardo era uno más de nosotros. Un hombre clase media, esforzado e inteligente que llegó demasiado lejos por pura meritocracia y entonces venía la fantasía de “si él pudo, por qué yo no”? Y para ser honesta, no tengo idea de dónde pude haber sacado esta fantasía medio tontona de que en la vida todo se puede y de que existen sujetos políticos que son como uno. No!


A través de los capítulos de infancia podemos ver a un hombre que en 1950 ya tenía 11 años y se encontraba en el seno de una familia que ya contaba con profesionales, con una tía (Fresia) que era profesora, que fue alcaldesa de La Granja constituyéndose como una de las primeras mujeres chilenas que ejerció cargos de elección popular!! Mientras que hoy, en 2014 todavía hay familias en las que la generación de una fue la “primera generación profesional” y con mucha suerte. 

Más adelante lo veremos haciendo confesiones del corte: Éramos clase media, comprar coca-cola era un lujo y comprar ostras era una suntuosidad que la clase media se permitía una vez al año. Cuando alguien de mi familia quería celebrar algo especial, pasaba al Restaurante La Bahía a comprar ostras. ¡¡¡OSTRAS!!! Yo, hasta el día de hoy no he comido ostras. Puede ser de huasa, quién sabe, pero es un indicador de algo clave: Su clase media es diferente de mi clase media y de ahí para adelante ya podemos ver la serie de sucesos más o menos afortunados que lo llevaron hasta donde ya sabemos. No digo que sea bueno ni malo, sólo digo que la realidad es subjetiva y también determinante para trazar nuestros horizontes.

Leyendo este libro uno puede darse cuenta de un montón de cosas: de procesos políticos, de intenciones, de historia, de construcción de realidades, de constructos valóricos, etc. Pero, al menos a mí, lo que me quedó tatuado a fuego es que nunca voy a ser presidenta de la república y de que eso me venía desde la cuna, que se convierte en educación y más tarde en posibilidades. Y eso es bueno ya que teniendo claro lo que no seremos, podemos enfocarnos mejor en lo que todavía podríamos llegar a ser y a hacer. Por lo pronto, mi contingencia me lleva a realizar este tipo de comentarios.

Por: Angela Barraza Risso (Facebook)

Angela Barraza con Ricardo Lagos en el lanzamiento del libro





Escrito Angela Barraza

Angela Barraza Risso (1984). Escritora, editora y entrevistadora. Es encargada de prensa en la Cofederación Minera de Chile (CONFEMIN) y editora de prensa y entrevistas en Fisura.cl y LecturasCiudadanas.cl. En 2011 publicó el libro CHILE. Junto con Arturo LedeZma es creadora de los proyectos Editorial FUGA y del ciclo literario Los Desconocidos de Siempre (LDdS)
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios

Comenta o pregunta lo que quieras