Select Menu

Slider

Entrevistas

Performance

Cute

My Place

Slider

Racing

Videos

» » » » Insomnio [Jorge Luis Borges]
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua




A esta hora todo parece magnificarse. Los ruídos, los problemas, la espera, incluso el sueño que no llega, pero que promete arremeter en cualquier momento mientras permanezca en mi cama. El hambre se vuelve atroz sabiendo que no hay nada que pueda servirme en menos de 5 minutos para comer. La frescura de la noche se vuelve frío por bajar en pijama y sin zapatos al computador y el cansancio es enorme, es tan grande que no podría ir a buscar calcetines a la pieza y bajar nuevamente para seguir escribiendo. Sin embargo no puedo dormir aunque lo intento y entonces pienso en si alguien habrá escrito sobre el insomnio. 

Me encuentro con un poema de Dámaso Alonso, buenísimo, pero que no es capaz de describirme ahora y claro, era otro tiempo, otras circunstancias de vigilia, fue considerado, o enmarcado, dentro de la primera generación de posguerra, entonces, claro!... qué tengo yo que ver con eso. Sigo buscando y, después de unos minutos, me doy de boca con el soneto de Miguel de Unamuno  En horas de insomnio que también está de pelos, pero me sucedió lo mismo que con el poema de D. A. y, luego, seguí buscando. 
Después de otro rato me encontré con el poema del puertoriqueño Santiago Vidarte que, también se llamaba Insomnio, pero ya me pareció demasiado meloso y claro, era del mil ochocientos cuarenta y tantos y falleció víctima de la tuberculosis a los 20 años! no era más que un niño y con eso entendí que no podía graficar en absoluto lo que estoy pasando a las 2 de la mañana. 
Entonces doy con Jorge Luis Borges y su poema (adivinen cómo se llama ja ja ja) Insomnio y ya me siento más tranquila. Casi en paz, podría decir. 
Y casi lista para irme a la cama. Luego de leerlo otra vez mientras pienso en galletas o pantuflas y, con esto, me doy cuenta de que ya me dió sueño. 
Se los dejo.


Insomnio

De fierro,
de encorvados tirantes de enorme fierro tiene que ser la noche,
para que no la revienten y la desfonden
las muchas cosas que mis abarrotados ojos han visto,
las duras cosas que insoportablemente la pueblan.

Mi cuerpo ha fatigado los niveles, las temperaturas, las luces:
en vagones de largo ferrocarril,
en un banquete de hombres que se aborrecen,
en el filo mellado de los suburbios
en una quinta calurosa de estatuas húmedas,
en la noche repleta donde abundan el caballo y el hombre.

El universo de esta noche tiene la vastedad
del olvido y la presición de la fiebre.

En vano quiero distraerme de mi cuerpo
y del desvelo de un espejo incesante
que lo prodiga y que lo acecha
y de la casa que repite sus patios
y del mundo que sigue hasta un despedazado arrabal
de callejones donde el viento se cansa y de barro torpe.

En vano espero
las desintegraciones y los símbolos que preceden el sueño.

Sigue la historia universal:
los rumbos minuciosos de la muerte en las caries dentales,
la circulación de mi sangre y de los planetas.

(He odiado el agua crapulosa de un charco,
he aborrecido en el atardecer el canto de un pájaro.)

Las fatigadas leguas incesantes del suburbio del Sur,
leguas de pampa basurera y obscena , leguas de execración.
no se quieren ir del recuerdo.

Lotes anegadizos, ranchos en montón como perros charcos de plata fétida:
soy el aborrecible centinela de esas colocaciones inmóviles.
Alambre, terraplenes, papeles muertos, sobras de Buenos Aires.

Creo esta noche en la terrible inmortalidad:
ningún hombre ha muerto en el tiempo, ninguna mujer, ningún muerto
porque esta inevitable realidad de fierro y de barro
tiene que atravesar la indiferencia de cuantos estén dormidos o muertos
aunque se oculten en la corrupción o en los siglos
y condenarlos a vigilia espantosa.

Toscas nubes color borra de vino infamarán el cielo;
amanecerá en mis párpados apretados.

*************
Espero que lo hayan disfrutado tanto como yo!
Buenas noches.

Escrito Angela Barraza

Angela Barraza Risso (1984). Escritora, editora y entrevistadora. Es encargada de prensa en la Cofederación Minera de Chile (CONFEMIN) y editora de prensa y entrevistas en Fisura.cl y LecturasCiudadanas.cl. En 2011 publicó el libro CHILE. Junto con Arturo LedeZma es creadora de los proyectos Editorial FUGA y del ciclo literario Los Desconocidos de Siempre (LDdS)
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

2 comentarios

  1. Hola angela, durante mucho tiempo no eh podido dormir muy bien y veo que esto que escribiste y el poema de borges van de mano, muchas gracias; no puedo dormir aun pero estoy seguro que de esta manera apreciaré mucho mas mi insomnio que parece ser de muchos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Grandioso. Medellín,Colombia 1:25 am

    ResponderEliminar